Constitución 200 - Haedo

escribania castroTel: 4659-4872 / 4443-5366

Ventajas del fideicomiso inmobiliario

Las principales ventajas de un fideicomiso inmobiliario radican en el ámbito jurídico y se ven claramente al compararlo con sus alternativas, con las variantes que pueden utilizar las personas que quieren realizar un emprendimiento conjunto. Una opción que todavía se usa en este sentido es constituir una sociedad y la otra la construcción en condominio, es decir, que todos los involucrados compren el lote y avancen con el emprendimiento. En estas variantes los riesgos jurídicos están a la vista, cualquiera de los involucrados podría sufrir un embargo o una inhibición por ejemplo, si por cualquier motivo queda incapacitado o muere las consecuencias afectan al resto. Empiezan las esperas y procesos judiciales, o sucesiones con sus tiempos asociados, y todo ese tiempo en el cual el emprendimiento queda inactivo, es dinero que se pierde. Inclusive pueden haberse tomado compromisos como compraventas con plazos y generar incumplimientos y conflictos. La tercera opción sería el fideicomiso inmobiliario, en el cual distintos actores puede realizar aportes como dinero o bien un lote o materiales de construcción (fiduciantes) y otra persona se aboca a la administración del proyecto como fiduciario. Este último se dedicará a administrar el patrimonio y será quien figure en el registro como dueño del patrimonio fiduciario. No obstante, si sufriera algún percance, como un embargo o inhibición, no se afecta al fideicomiso, dado que esta situación está prevista en el contrato de fideicomiso, junto a otras, lo que lo convierte en una herramienta jurídica particularmente segura.

Todos los fideicomisos inmobiliarios deben ser informados a la UIF, como ocurre también con otras operaciones inmobiliarias. La Unidad de Información Financiera es el organismo encargado del análisis, el tratamiento y la transmisión de información a los efectos de prevenir e impedir el Lavado de Activos (LA) y la Financiación del Terrorismo (FT)
En esencia, hay un objeto que es la construcción y todo está pensado para que se pueda cumplir el objeto. Se incluye todo el proceso, concluir el edificio, escriturar las unidades a favor de los adquirentes y adjudicar unidades a los fiduciantes. Se pueden nombrar beneficiarios a terceros, se pueden vender unidades antes de terminar el edificio y concluido el fideicomiso las unidades remanentes de adjudican a los fiduciantes.
El contrato tiene suficiente amplitud para tomar en consideración diversidad de situaciones y brindar tranquilidad a todos sus actores. A tales efectos, el mismo puede comprender adendas, que modifican o complementan al fideicomiso. Todo está previsto, si se muere el fiduciario hay un segundo fiduciario designado para que el emprendimiento siga adelante sin riesgos.
Se pueden realizar variaciones posteriores como las siguientes: que se pueda incorporar otro fiduciante, que se modifique el objeto, que el edificio tenga más pisos, que se realice una variación de porcentajes, etc.

En definitiva, un fideicomiso inmobiliario es desde el punto de vista jurídico y del negocio, la herramienta ideal para construir un emprendimiento brindando seguridad a todos los involucrados. Además, tiene otras ventajas, ante cualquier duda consultá con tu contador. Si querés saber más sobre este tema te esperamos en Escribanía Castro.



LEER MÁS ARTICULOS AQUÍ


ESCRIBANIA CASTRO

Constitución 200 - Haedo
Tel: 4659-4872 / 4443-5366

Horario de atención: lunes a jueves de 11 a 18hs., viernes de 9:30 a 16:30hs.